Una ventana al arte con SpY, Picatoste y Garrido, en El Corte Inglés en ArcoMadrid 2022

El público en la calle como último elemento y pieza clave de la obra de arte adquiere una dimensión esencial en el proyecto Una ventana al arte, de El
Winston Manrique Sabogal  19/02/2022

El público en la calle como último elemento y pieza clave de la obra de arte adquiere una dimensión esencial en el proyecto Una ventana al arte, de El Corte Inglés, en la Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Madrid ARCO, del 23 al 27 de febrero de 2022. La exposición empieza el 17 de febrero con tres obras que dan un paso más allá en la interacción con el espectador a través de los espejos convexos con los que invita a reflexionar sobre la privacidad SpY, del concepto químico de quiralidad en el juego plástico de Santiago Picatoste y del mito griego de Apolo y Dafne revisitado por Arturo Garrido. Son los tres artistas elegidos para esta edición 41 de la feria madrileña en las tiendas de El Corte Inglés de Preciados y Serrano con los que continúa su canal expositivo que acerca el arte contemporáneo a la calle y los ciudadanos. (Puede encontrar más información sobre estas obras y sus artistas en la Galería María Porto y Leticia Hervás Art).

Estas acciones de El Corte Inglés empezaron en 1963. Entonces, el artista César Manrique propuso mostrar la obra de seis artistas plásticos contemporáneos en los escaparates de El Corte Inglés de la calle Preciados en Madrid. La empresa aceptó la iniciativa y así comenzó su relación con el arte de vanguardia. En 1965 se sumó la tienda de Barcelona de Plaza Cataluña. Pero es partir de 2005 cuando el proyecto adquirió la regularidad que lo ha traído hasta hoy como una de las actividades más sugerentes en el arte contemporáneo español.

El mundo en los trazos de SpY-Calle Preciados

La instalación ‘Reflexión’, de SpY, en el escaparate de El Corte Inglés, de la calle Preciados. /Foto de Óscar Peña

¿Qué hacen veinte espejos convexos de tráfico en un escaparate? En Reflexión, SpY vuelve a tocar el tema de la privacidad y la seguridad del individuo y la sociedad en su obra de la tienda de Preciados. A través de esos espejos explora la relación del espectador con su reflejo y su entorno, su privacidad e intimidad multiplicada y expandida entre todos ellos.

Se trata de una suerte de ineludible vigilancia donde nos encontramos a nosotros mismos y donde otros espectadores inevitablemente también se verán reflejados a través de esta hipnótica escultura cinética. El resultado es un multiverso que evoluciona con las distintas variaciones de movimiento y posición del público.

SpY es uno de uno de los artistas españoles urbanos más internacionales y que desde los años ochenta más pone a pensar a la sociedad en formatos que van del graffiti de toda la vida a instalaciones más sofisticadas donde interviene la inteligencia artificial. SpY conserva su anonimato porque considera que lo realmente importante es su obra que entablar una comunicación de reflexión y emociones con el público. Para él la ciudad es un soporte artístico.

Quiralidad colorida en manos de Picatoste-Calle Preciados

Santiago Picatoste delante de un fragmento de su obra ‘Chirality’. /foto cortesía del artista

La segunda ventana al arte en la tienda de Preciados es la de Santiago Picatoste (Palma de Mallorca, 1971). El artista mallorquín presenta Chirality, una instalación en la que juega con el concepto de quiralidad, un término empleado en química que hace referencia a la propiedad de un objeto de no ser superponible a su reflejo o imagen especular. La quiralidad no es un concepto muy conocido, pero todos lo han experimentado y lo reconocerán tras la siguiente explicación de Picatoste:

“El concepto de quiralidad demuestra, entre otras muchas cosas, que la mano izquierda no puede superponerse a su imagen especular, la mano derecha de una misma persona. Partiendo de esta propiedad, hemos querido involucrar al espectador en un ejercicio de imaginación y estimulación visual, invitando a acercarse a esta instalación, y que intente superponer ‘virtualmente’ con su mirada la simetría que conforman las 42 obras de 50 x 40 cm (C/U), situadas a izquierda (21), y derecha (21), sobre la obra central de gran formato 200 x 250, e intenten encajar las ‘piezas’ sobre ese gran cuadro. Tal y como sí lo harían una esfera o un cubo, en su imagen especular”.

La instalación de Picatoste, que parte de conceptos, bocetos y sus anotaciones personales, surgió del apoyo y confianza por parte de las comisarias del proyecto, María Porto y Leticia Hervás:

“En ese momento comienza un brainstorming para encajar mi propuesta plástica en un proyecto que se torna ex profeso para esta instalación. Planteo el concepto de Quiralidad como metáfora estética y juego óptico, tras innumerables conversaciones con mi primo político (marido de mi prima), el reconocido físico Juan Ignacio Cirac Sasturain, pues siempre me sentí inspirado por ciertas fórmulas, teorías, o terminología del ámbito físico/científico. A partir de ese punto empezamos a construir el hilo conductor de dicha instalación”.

Con Chirality, Picatoste continúa su diálogo artístico al ser una proyección, o prolongación exponencial del trabajo que ha desarrollado:

“He conseguido expandir y controlar el gesto pictórico tal y como quería, acercándome a una abstracción más híper estética, cargada de connotaciones atribuidas a un arte o lenguaje más urbano (más actual), sin perder mi sello de distinción”.

El color, los colores diversos, sus mezclas y escenificaciones en mil formas es uno de esos sellos y leimotiv más importantes de los que habla Picatoste. El color es él:

“Podría decirse que mi pintura es autobiográfica, en el sentido literal, al tratarse de una prolongación de mi personalidad, o conducta ante la vida, la creación y el arte. Se basa en el caos y el orden, siendo el orden el elemento de equilibrio final. Mis obras están llenas de energía o movimiento constante e intencionado”.

Apolo y Dafne revividos por Garrido-Calle Serrano

‘Apolo y Dafne’, de Arturo Garrido en el escaparate de la tienda de El Corte Inglés de la calle Serrano, de Madrid. /Foto Óscar Peña

De este presente a a reflexionar de los escaparates de El Corte Inglés en la madrileña calle de Preciados, al mundo de la mitología griega y su presencia en la realidad en la tienda de Serrano. Aquí, Arturo Garrido, uno de los artistas emergentes a tener en cuenta, visita una de las historias de amor y pasión más bellas y dramáticas que cobró vida en el mundo real:  Apolo y Dafne. Garrido ha creado una escultura que forma parte de una amplia investigación en torno a la mitología. La idea, cuenta este arquitecto metido a artista, procede de un interés personal-vivencial y artístico:

“Este mito me permitía unir dos investigaciones artísticas en una sola obra. Por una parte, el estudio de la mitología clásica, que me apasiona y es una fuente inagotable de inspiración y aprendizaje. Por otro lado, se relacionaba con algo en la que llevo tiempo trabajando: la creación de un ser híbrido humano-vegetal a través de experimentos botánicos. Conocí el mito al ver en Roma el Apolo y Dafne de Bernini, pero ha sido tratado por creadores muy diversos como Quevedo o Garcilaso. Hay quien piensa que el Beso de Klimt también se inspira en él”.

Presentación de la exposición Una ventana al arte en la Sala de Callao de Ámbito Cultural, el 17 de febrero de 2022. De izquierda a derecha: Gervasio Posadas, director de Ámbito Cultural, Leticia Hervás, Santiago Picatoste, Arturo Garrido y María Porto. /Foto de Óscar PeñaLa representación de la obra trasciende el mito del amor-pasión y odio, o del amor no correspondido y siempre buscado y que al final habrá de reflejarse en las coronas de laurel de los deportistas olímpicos:

“Realmente, más allá de los sentimientos dramáticos de esta historia, lo que más me interesaba era la metamorfosis de la ninfa en árbol. Siempre se representa a Dafne en mitad del proceso de transformación, con ramas brotando de sus pies y manos. La trasparencia de las mallas que he utilizado me ha permitido superponer tres Dafnes: la ninfa original, otra con la vegetación comenzando a crecer y una última totalmente transformada en árbol. Así, en una sola escultura tenemos todo el proceso”.

El espíritu de la exposición Una ventana al arte la resume Arturo Garrido al recalcar que lo interesante de la interacción de la obra con la calle es porque permite a todos “disfrutar de un fragmento de ARCO en el corazón de la ciudad”.

Cartela de las tres exposiciones de Una ventana al arte, de El Corte Inglés, en ARCO2022. /Foto de Ámbito Cultural


PODCASTS
Coque Malla recorre su trayectoria musical
El cantautor participa en nuestro ciclo Así nacen las canciones
AGENDA.
María Oruña sigue su serie con 'El camino del fuego'
Día de la Música con Presto Vivace
Dialogando con Sócrates, de Grecia al presente
Estas son las fechas de Semifinales del Premio Nacional de Poesía Viva #LdeLírica
Los poetas seleccionados concursarán en unas semifinales presenciales en las diferentes salas de Ámbito Cultural de España
XV Festival de los sentidos, con Jimena Amarillo